Nova sede da CAF

Caracas - Venezuela

Projeto

2008

Obra

-

Arquitetura

Angelo Bucci

João Paulo M. de Faria
João Paulo Daolio
Thiago Natal Duarte
Juliana Braga
Tatiana Ozzetti

ESTRUTURA
Andrea Pedrazzini

El proyecto que presentamos como sede de la Corporación Andina de Fomento, más que atender adecuadamente las funciones de trabajo necesarias a sus actividades de rutina, diseña el modo como la institución se relaciona con la ciudad de Caracas. Y por extensión muestra su importancia en las políticas de sustentabilidad de las ciudades y en el desarrollo económico y cultural de los países miembros que la integran. Esta cara pública del edificio se hace tangible en un programa - de ahí la importancia que gana el nivel donde los plomos verticales del edificio encuentran al plano horizontal extenso de la ciudad - y se genera de modo intangible en la imagen del edificio, o sea, en los valores y criterios estéticos que orientan su diseño.

El perfil natural del terreno está marcado por un suave desnivel, de modo tal que es posible proponer una disposición en la cual el plano “horizontal” de la ciudad encuentra al edificio en dos “niveles de suelo” superpuestos: Explanada y Plaza. Juntos, ellos constituyen la cara pública y tangible del edificio.

La Explanada [nivel 868,00m] garantiza la continuidad de las plazas alineadas, como mall, que marcanel eje norte-sur en el sitio de implantación, para que conjuguen bien con las diversas velocidades de tráfico [peatonal y mecánico], distintas modalidades de transporte y vecindad variada; ella fue concebida como un espacio no figurativo, pues no se constituye de “elementos arquitectónicos” que confieren escala ni protege directamente ambientes de programa que identifican actividades. Este aspecto es reforzado por el espejo de agua, que, además de servir como reservorio para el combate de incendios y control térmico, destaca también la horizontalidad del plano en contraste con la verticalidad del “edificio”. Su diseño, por otro lado, fue modelado cuidadosamente con la finalidad de conducir sin equivocaciones a las diversas rutas peatonales de las entradas de cada una de las funciones de su complejo. Ella se hace visible también para los automóviles que ingresan a los niveles de estacionamiento rebajados.

La Plaza [nivel 864,50m] queda constituida, o sea, definida por los programas - como si fuesen edificios - de su entorno inmediato. Los programas para esa posición de destaque fueron elegidos para hacer de la cara pública de la Sede del CAF un elogio de ciudadanía, ellos representan nuestras instituciones del saber y del diálogo: Biblioteca y Auditorio. Otros programas sin el mismo destaque se suman para cualificar mejor el sentido urbano deseado de la Plaza. Finalmente, por encima de este “doble suelo”, visible tanto desde la Explanada como desde la Plaza, está dispuesta la Galería de Arte y Sala de Exposiciones [nivel 872,50m] para completar los programas públicos. De modo que, eventualmente, los temas de las exposiciones invadan la Explanada, la Plaza y la propia ciudad.

El “Edificio” está dispuesto por encima del nivel del suelo, con proyección del 17% sobre el área total del lote. Su plano de losa es discontinuo, o explotado en diversos sectores inter ligados en un mismo nivel. Ese “edificio explotado” se organiza a partir de ejes de circulación e instalaciones que definen un gran plano vertical de infraestructura. Ese plano está constituido de dos estructuras en concreto armado sucesivas y yuxtapuestas, cada una de ellas con dos pilares, vano de 30 m y dos voladizos de 10 m, unido a los pilares está un par de paredes estructurales que organizan dentro de ellas todos los plomos y las guías de circulación vertical e instalaciones. O sea, en cada piso, ese plano vertical de infraestructura está tanto para las losas de oficinas así como una calle está para sus casas. Así, se define de modo directo el esquema que orientará la futura ampliación. Para estructurar cada losa de cada sector de oficinas hay una pared estructural en concreto armado que sombrea las orientaciones este u oeste -- prefiriendo la orientación norte y sur para las fachadas iluminadas con ventajas en el control natural de la luz y la radiación térmica -- y hace una segunda línea de apoyo para las losas. Tales paredes usan la geometría de sus dobleces para ganar rigidez y sustentar las losas y, al mismo tiempo, contraventar transversalmente el plano vertical central. De ese modo, todo el conjunto de piezas estructurales se solidarizan. Las losas discontinuas hacen diversos ambientes acogedores en un mismo nivel de oficinas, además de eso, permiten un control climático independiente para cada uno de los sectores que comparten un mismo piso.

Los plomos de circulación vertical fueron divididos en dos conjuntos: el primero vincula Estacionamientos, Plaza, Explanada, Exposiciones y Recepción de los Oficinas [nivel 875,50m]. En el nivel de recepción ese primer conjunto de elevadores hace su parada más alta y tiene, solamente ahí, coincidencia con el conjunto de elevadores que dan acceso a los 15 pisos de oficina y, en la terraza, al gimnasio y comedor [nivel 923,50m]. En cada piso la parada de los elevadores se realiza en un ambiente propio, con ventilación natural directa y permanente, por tanto, climáticamente independiente de los ambientes de los oficinas. Cada una de estas paradas es también un espacio de “esparcimiento” para cada nivel de oficinas.

Los cuatro pisos de Estacionamientos están en subsuelos. El sistema constructivo considera como solución las paredes diafragma. Mantenidas a la vista, ellas otorgan al edificio en subsuelo la imagen de “caverna” que resulta de su proceso constructivo. Para eso, las losas de cada pavimento de estacionamiento no tocan las paredes de contención, ambas están conectadas apenas por piezas en acero dispuestas horizontalmente en cada línea de pilares para anular la fuerza de empuje de tierra sobre las paredes. Asi, queda una faja de luz entre paredes y losas que circunda todo el perímetro del subsuelo. En esta franja están dispuestas las rampas de acceso de automóviles y también los plomos de escaleras de seguridad. Además, ellas contribuyen en reducir la demanda de iluminación artificial y ventilación forzada. También, funcionan como captadoras de agua de lluvia, como tanque de retención o como cisterna para reaprovechamiento. Sobre el plano de infraestructuras, en los cuatro niveles de subsuelo están dispuestos equipamientos mecánicos y reservorio de agua que se verticalizan a plomo para la alimentación del edificio.

Es este el proyecto que presentamos para Sede de la Corporación Andina de Fomento.